LOS INDIESPENSABLES DE LOLA

con 1 comentario

Los Indiespensables de Lola. Nuestra apuesta por la cultura de Club abanderada por Mery Delorean.

10681847_348620481954885_677301444_n
Mery es considerada por el equipo de O3 Gastronomy uno de los máximos exponentes de lo que se conoce en nuestro argot interno como Chica Lola, ya que encarna a la perfección los valores y la manera de entender la vida de la filosofía Lola. Lola y Mery no se conocen, pero si se conociesen serían muy buenas amigas. Mery es nuestra Dj Indie, hija adoptiva de nuestro Papi Dj Luis Plaza (fue él quien nos la presentó), Mery es una gran amante y conocedora de la música y es la portavoz de una generación que tiene una manera muy especial de expresarse cultural y socialmente, el Indie solo es la punta del iceberg. Por eso, el Indie al igual que los pintxos son la especialidad de la casa.

Un comentario

  1. Mery
    | Responder

    Ciertamente, no he tenido el placer de conocer a Lola. Me invaden las dudas. Siento una sensación muy extraña que no podría describir con mis propias palabras. Recuerdo la primera vez que entré por esa misma puerta de cristal y nunca lo olvidaré. Cuando Lola se abrió al resto de la gente, vivía muy lejos de aquí. Me dijeron que, habían abierto un nuevo local, con mucha clase y estilo, la verdad, tenía curiosidad en conocerlo. Pero mi aventura en el extranjero me impidió durante unos meses poder acercarme a ese fantástico lugar. El primer día, observé con detenimiento cada rincón, cada detalle y cada persona que entraba por esa misma puerta de cristal. Conocí a Luis, una persona francamente divertida y risueña que te animaba a acercarte y mantener una conversación mientras, al mismo tiempo, ponía música. Conocí a Beltrán y Jordi y, desde entonces, forman parte no sólo de Lola, sino de la vida de todas las personas que pasamos cada fin de semana allí.

    Luis me propuso la idea de alternar algunos fines de semana, cada uno con un estilo diferente. Es complicado intentar llevar un estilo propio a un local y al público. La virtud, podría decirse que está, en ir variando. No obstante, la música arrastra a la gente. Aunque me invadía una pequeña espina, mi función era, en cierto modo, enseñar lo que me gustaba al resto y ver su aceptación. Con el tiempo y, con las nuevas tendencias musicales y actuales, pude observar que, mucha gente se acercaba al local por la música que sonaba e incluso pedían esas canciones que tanto me gustaban. En el fondo, intentaba no mostrar demasiado mi estilo, pero al fin y al cabo, siempre hay que dejarse guiar por el propio instinto.

    Me da la sensación de que Lola me mira, me observa, me aconseja y me pide que sea paciente. Es complejo hacerse hueco, cuando sientes que marcas la diferencia, pero Lola ha dejado un espacio para llenar ese inmenso vacío, ha extendido sus brazos y nos ha ayudado a sostenernos. Sé que lo seguirá haciendo.

Dejar un comentario